La psicomotricidad en adultos mayores

Centro de Dia El Enebral en Madrid

La psicomotricidad, es la disciplina que se encarga de relacionar el conocimiento, la emoción y el movimiento de una persona, así como su corporeidad o capacidad para expresarse o relacionarse con uno mismo y con los demás. En definitiva se trata de toda aquella interacción que englobe a la persona en su totalidad, al integrar interacciones afectivas, sociales, físicas, cognitivas o sensoriales. Todo aquello que ocurre entre la actividad psíquica y la capacidad de movimiento o función motriz de nuestro cuerpo.

Cuando hablamos de psicomotricidad en adultos mayores, nos estamos refiriendo a aquellas intervenciones que permiten desarrollar o mantener habilidades adaptadas siempre a cada persona, edad y circunstancias.

Todas ellas, con el objetivo de mejorar y fomentar un estilo de vida saludable manteniendo la autonomía personal en cada una de nuestras etapas vitales.

Esta ciencia del movimiento, requiere cierta capacidad de escucha y observación por parte del especialista. De esta manera podremos comprender a la persona en su totalidad, detectando y aplicando el programa correcto de intervención según sus necesidades individuales.

psicomotricidad adultos mayores

¿Cómo mejorar la psicomotricidad de las personas mayores?

Estimulando la actividad psíquica junto a su capacidad de movimiento

Algunas de las actividades que realizamos para mejorar la psicomotricidad en nuestro Centro de Día El Enebral, teniendo en cuenta siempre las circunstancias de cada caso, son:

  • Juegos de habilidad
  • Juegos sensoriales
  • Trabajos manuales
  • Técnicas de relajación
  • Actividades de ingenio y de representación
  • Bailes y ritmos
  • Gimnasia suave
  • Terapia ocupacional

Con este tipo de ejercicios se consiguen múltiples beneficios como mejorar la flexibilidad, aumentar la resistencia cardiovascular, obtener un mayor control del tono muscular, mejorar el equilibrio y la función respiratoria, conseguir una mayor velocidad de reacción y de los reflejos, mejorar la coordinación de movimientos, aumentar la atención, la memoria y el lenguaje así como la capacidad del lenguaje. Con todo ello, lo que realmente persigue la psicomotricidad en adultos mayores, es lograr una mayor autonomía personal y un mayor bienestar físico y psicológico.