Pautas para levantar a una persona con movilidad reducida

Centro de Dia El Enebral en Madrid

Una de las situaciones más frecuentes que se nos presenta a la hora de cuidar a nuestros mayores, es la de levantarlos de forma correcta. Tanto para que los cuidadores no sufran lesiones, como para realizar esta maniobra con la máxima seguridad y comodidad para la persona con movilidad reducida, es necesario tener en cuenta las siguientes pautas o reglas básicas que te recomendamos en nuestro Centro de Día.

¿Cómo levantar a nuestros mayores cuando la movilidad es reducida?

Una de las principales limitaciones tras la pérdida de fuerza y masa muscular, es la del movimiento. Levantarse de la cama, del sillón, salir del baño, etc…resultará un sobreesfuerzo tanto para el cuidador como para la persona mayor, que puede ocasionar lesiones para ambos si no se realiza de manera eficiente y respetuosa.

En primer lugar tendremos que saber con qué capacidad de movimiento cuenta la persona a la que vamos a levantar. Si es capaz de levantarse por ella misma a su propio ritmo, debemos respetar ese tiempo para fomentar su autonomía, siempre de manera proactiva por si necesitara nuestra ayuda. En el caso contrario, seguiremos las siguientes pautas generales para levantarla cuando se encuentre en el sillón o en la cama.

levantar movilizar personas mayores con movilidad reducida

Desde Centro de Día El Enebral, queremos ofreceros algunas pautas:

Consejos generales para no dañar a la persona mayor al levantarla o moverla.

  • Es importante comunicar verbalmente a la persona mayor, que la vamos a mover o levantar del sillón o de la cama, para que sepa actuar y no se desoriente, asuste o sorprenda.
  • Extender completamente la planta de los pies para una mayor estabilidad, equilibrio y mejor sujeción y agarre al suelo.
  • Flexionar ligeramente las piernas. De esta manera evitaremos tensar los músculos de la espalda.
  • Mantener la espalda siempre recta será fundamental para evitar lesiones en la columna.
  • Acercarse lo máximo posible a la persona para minimizar el esfuerzo y generar confianza.
  • Seguridad y firmeza. Cuando vayas a levantar a la persona, ten en cuenta cómo y por dónde agarras para evitar hacerle daño. No cojas a la persona mayor por zonas por las que pueda deslizarse. A su vez, hazlo con seguridad y firmeza para evitar caídas.
  • Realiza la maniobra con las palmas de la mano extendidas.
  • Sincroniza tu cuerpo con el movimiento ya que éste actuará como contrapeso.
  • Antes de llevar a cabo la maniobra, observa que todo esté bien y seguro. Seguidamente procede a levantar o mover a la persona.
  • Mantén una actitud de tranquilidad para generar seguridad y confianza en todo momento.