Hiporexia o falta de apetito

Centro de Dia El Enebral en Madrid

Hoy, desde nuestro Centro de Día El Enebral, hablamos de la hiporexia o falta de apetito en las personas mayores. Y es que, según nos vamos haciendo mayores, podemos ir perdiendo el apetito de forma gradual como un proceso fisiológico normal. ¿Por qué? Debido a que nuestras necesidades físicas son menores y no necesitamos ingerir tantas calorías. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando esa inapetencia se torna de repente o se agrava demasiado poniendo en peligro nuestra salud?

hiporexia o falta de apetito en las personas mayores

Hiporexia o falta de apetito en las personas mayores

En algunos casos los fármacos y tratamientos de algunas patologías, son la causa principal de su falta de apetito. Puede haber también problemas psicológicos como la ansiedad o la depresión. Infecciones que a veces pasan desapercibidas, o alguna otra patología que lo origine…En cualquier caso tendrá que ser un especialista el que valore la causa de la hiporexia.

Con estos consejos y una buena vigilancia hacia nuestros mayores, conseguiremos que estén más sanos y felices.

Es fundamental vigilar esa falta de apetito en las personas mayores para que esta no degenere en una desnutrición.

  • Lo primero que debemos hacer es controlar la ingesta de calorías.
  • Darles pequeñas tomas de comida al menos cinco veces al día, evitando así comidas copiosas e intentando que los platos sean lo más nutritivos posible.
  • Darles alimentos que sean fácilmente masticables. Si les cuesta mucho masticar, tendrán que realizar mayor esfuerzo, gastarán más energía y se cansarán.
  • Conviene que los alimentos estén templados, sacian más.
  • Evitar alimentos poco energéticos, ensaladas, sopas con pocos nutrientes.
  • Evitar que beban mucha agua en las comidas principales.
  • Acompañarles a la hora de comer y darles el tiempo que necesiten.
  • Intentar en la medida de lo posible que no se salten ninguna comida.
  • Se deben enriquecer los platos con leche en polvo, caldos, huevos, ya que de esta forma lograremos aumentar el valor energético de la comida sin aumentar la cantidad del plato.

Hay que tener en cuenta que la hiporexia o falta de apetito, es un trastorno alimentario muy común entre las personas mayores. Por eso y para evitar la desnutrición o el agravamiento de una enfermedad tenemos que hacer todo lo posible para apoyar a nuestros mayores tomando las medidas oportunas.

¿Quieres conocer más sobre nuestro centro de día?  No dudes en contactarnos.