La higiene del sueño

Centro de Dia El Enebral en Madrid

Tan importante como la cantidad de tiempo que pasamos durmiendo, lo es de la misma manera, la calidad del mismo. Y es que dormir de forma interrumpida, puede hacer que acortemos alguna etapa del sueño y que esto afecte en el descanso óptimo que necesitamos para cosas tan básicas como pensar claramente, reaccionar de manera rápida o asentar nuestra memoria.

Para hacernos una idea de la importancia que tiene el descanso en nuestras vidas  y de la adecuada higiene del sueño que necesitamos, tenemos que tener claro que muchos de los procesos del cerebro que nos ayudan a aprender o a recordar, son altamente activos mientras estamos durmiendo.

Por eso, desde nuestro Centro de Día El Enebral, queremos haceros conscientes de los efectos negativos de un inadecuado descanso. Por ejemplo, escatimar una hora de sueño, puede hacer que concentrarse sea una misión imposible. Además según algunos estudios, hace que tomemos peores decisiones, asumamos más riesgos innecesarios, o que nuestro rendimiento, sea inferior que si hubiésemos descansado correctamente.

higiene del sueño en personas mayores

¿Cómo mejorar la higiene del sueño de nuestros mayores?

Además de esto, dormir mal, también afecta a nuestro estado de ánimo, convirtiéndonos en personas más irritables. Es más, las personas con mala higiene del sueño tienen más probabilidades de caer en una depresión e incluso de desarrollar algunas enfermedades como hipertensión, diabetes e incluso obesidad.

Bien, llegados a este punto, y siendo conscientes de lo importante que es dormir de forma adecuada, ¿Qué podemos hacer que esté en nuestras manos para tener una correcta higiene del sueño? Te lo contamos a continuación:

  • Crea un ambiente silencioso, tranquilo y relajado. Olvídate de la televisión y desconecta todos los dispositivos incluidos el
  • Invierte en un buen colchón que garantice tu confort y descanso.
  • Adopta rutinas del sueño levantándote y acostándote siempre a la misma hora.
  • Cena ligero. Al menos hazlo una hora y media antes de irte a la cama.
  • No a las bebidas alcohólicas o con cafeína.
  • Evita siesta muy prolongadas.  No más de 20 o 30 minutos.
  • Utiliza la cama únicamente para dormir.