6 Hábitos que te harán disfrutar de una jubilación plena

Centro de Dia El Enebral en Madrid

España, es el segundo país con mayor esperanza de vida, después de Japón. Y no solo eso, según estudios recientes, nuestro país ocupará la primera posición en el ranking, de aquí al 2050. Viendo y reflexionando sobre este maravilloso panorama, nos queda preguntarnos, de qué manera podemos disfrutar de una jubilación plena.

disfrutar de una jubilacion plena, centro de dia enebral

Construyendo una jubilación plena. Hábitos para lograrlo.

Los avances médicos y los tecnológicos, así como la concienciación en relación a seguir unos hábitos de vida saludables, hace que nuestros límites, no los establezca la edad que figura en nuestro DNI, sino la situación y la condición de cada uno. Hablamos de una cuestión de actitud y también de mentalidad. Es por eso que para abrazar esta nueva etapa cargada de posibilidades, hay que tener muy en cuenta una serie de factores, que aplicados correctamente nos van a servir de gran ayuda. Desde nuestro Centro de Día El Enebral os proponemos los siguientes hábitos para una jubilación plena:

  1. Mantener una actitud positiva. Tenemos que tener cuidado con lo que nos decimos porque el lenguaje, acaba por crear nuestra realidad. Y si nuestro diálogo interno está cargado de negatividad y preocupación, nuestra realidad irá en consonancia con esos pensamientos. Actitud positiva y proactiva. ¿Qué me hace feliz? ¿De qué me puedo ocupar ahora? ¿Qué quiero hacer ahora que por fin tengo tiempo para mí?
  2.  Mantén una rutina. Mantener unos horarios, dentro de lo posible, es fundamental. Sobre todo para lograr unos hábitos de sueño saludables y respetar el ritmo circadiano. Pero además, también nos será útil para organizarnos y establecer rutinas de ejercicio que se adapten a tus gustos y capacidades, para realizar actividades cognitivas, que te permitan retarte y superarte manteniendo en plena forma tu cerebro, o para realizar actividades sociales y emocionales. Gestionando correctamente nuestro tiempo, podremos dar prioridad a actividades de calidad evitando el sedentarismo o la apatía.
  3. Márcate un propósito. ¿Quién dijo que los sueños tuvieran fecha de caducidad?Preguntarnos qué nos hace vibrar, qué sueños tenemos por cumplir y con qué actividades disfrutamos más, ya sea en relación al entorno familiar, lo profesional o lo personal, podrá acercarnos a un mayor bienestar.
  4. Cultivar las relaciones. Jubilarse del trabajo no significa jubilarse de la vida. Mantener y cuidar las relaciones con la familia, amigos o incluso poner nuestros conocimientos al servicio de los demás, con algún tipo de voluntariado, puede sernos de gran utilidad.

Aprender a disfrutar de nuestra jubilación, es aprender a ver las diferentes oportunidades y a cambiar los estereotipos obsoletos, que nos impiden regocijarnos en un tiempo, que puede y que debe ser de calidad.