Cualidades que debe tener un cuidador profesional

Centro de Dia El Enebral en Madrid

Delegar el cuidado y la atención de un ser querido a una ayuda externa profesional, es siempre una tarea difícil de tomar y cargada de responsabilidad. Por eso, en nuestro Centro de Día El Enebral, queremos ofreceros esta lista de cualidades que ha de poseer un buen cuidador y que es fundamental tener en cuenta.

Cualidades del buen cuidador

Trabajar en contacto directo con personas mayores, implica tener ciertas aptitudes y habilidades, tanto sociales como emocionales, que ayudarán a crear un vínculo de confianza necesario, para lograr un adecuado y humanizado servicio de atención y cuidado.

cuidador-profesional-centro-dia-madrid

Desde nuestro Centro de Día, consideramos que estas son las cualidades más importantes que debe tener un cuidador/a:

·  Vocación

No hablamos de un trabajo mecánico. Aunque en ocasiones, sí existan funciones y responsabilidades específicas, la profesión de cuidador, no se puede abordar desde un punto de vista rígido. La vocación es una condición innata, que se encuentre presente en las personas que se dedican a los sectores orientados a la ayuda.

·  Humanidad

Un buen cuidador, debe mantener un contacto cercano, con altas dosis de empatía y familiaridad, pero siempre conservando el respeto a la individualidad de la otra persona. Humanizar la relación con el adulto mayor, sintiendo el dolor ajeno como propio, siendo compasivos y dando un trato digno.

·  Servicialidad

Disponibilidad y proactividad ante las necesidades de nuestros mayores.

·  Integridad

Los valores, en el trabajo de asistencia y acompañamiento a personas mayores, son fundamentales. La integridad, es el principal valor que ha de poseer un cuidador. Los mayores, como los niños, son las personas más vulnerables. Por eso, ser honestos, pacientes y en definitiva poseer una calidad humana íntegra, debería ser la cualidad más definitoria en esta profesión.

·  Capacidades comunicativas

Mantener una buena comunicación, tanto con las personas mayores como con las familias, es fundamental para escuchar, entender y actuar en consecuencia con responsabilidad y eficiencia.

·  Compromiso

Cuando no existe la vocación, el cuidado de la persona mayor podrá ser eficiente, pero no sobresaliente.